Seleccionar página

5 lugares fantásticos para visitar con un buen libro

por | Sep 11, 2022 | Libros para viajeros intrépidos | 1 Comentario

Lugares fantásticos para visitar

Si eres de viajar probablemente conozcas algunos de los lugares que te nombraré. Yo los he visitado y me han parecido fascinantes por su historia y los personajes que las protagonizan. En está selección te recomiendo algunos de estos lugares y las novelas de aventuras que seguramente te permitirán disfrutar tu visita de una manera diferente.

Londres

La “Londra”, como la llamaba un amigo italiano, es una ciudad cautivadora. Visitar el edificio del parlamento y el majestuoso Big Ben es emocionante. La abadía de Westminster, lugar de coronación de los reyes y escenario de los principales eventos de la monarquía inglesa es una parada obligatoria. Tuve el privilegio de ver la largada de la competencia del ciclismo ruta para los juegos olímpicos de 2012 desde el frontis del palacio de Buckingham y volver después para presenciar el pintoresco cambio de guardia. Otro lugar que no te puedes perder.

Por historia, te recomiendo visitar la Torre de Londres, tal vez uno de los lugares más oscuros de la ciudad por las ejecuciones y prisioneros que pasaron por sus calabozos. Sin ir más lejos fue el lugar en el que decapitaron a Ana Bolena y se dice que aun recorre las mazmorras con su cabeza bajo el brazo. Además, alberga las joyas de la corona, una invaluable colección de gemas y diamantes pertenecientes a la reina, las que puedes observar de cerca mientras te deslizas sobre una cinta corredera.

Pero para mí, Londres y la misteriosa neblina que siempre la envuelve, son el escenario perfecto para las historias de suspenso y aventuras del brillante detective Sherlock Holmes y su leal asistente el Doctor Watson. De más está decir que intenté dar con Baker Street 221B y si bien existe un museo que recrea el hogar del célebre detective, no lo logré encontrar. Acá mi recomendación para disfrutar Londres de otra manera, Las Aventuras de Sherlock Holmes de Sir Arthur Conan Doyle.

Las aventuras de Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle

El Vaticano

Puedes ser o no católica, incluso declararte atea o agnóstica, pero por favor no dejes de visitar Ciudad del Vaticano y por supuesto hacer el recorrido por la Basílica de San Pedro. La opulencia y magnificencia te dejarán atónita apenas pongas un pie en su interior. La bóveda es tan inmensa que las dimensiones son difíciles de calcular. Recuerdo haber levantado la vista hacia la cúpula y ver gente caminando como hormigas por su rededor, fue la única referencia ante la inmensidad del lugar.

En un arranque de curiosidad, mi esposa y yo logramos escabullirnos por una escalera circular y llegar a las grutas donde están los sepulcros de los Papas, incluido el de Pedro, el discípulo de Jesús. Fue conmovedor. Debimos manejarnos con cuidado para evitar encontrarnos con la impecable guardia suiza en sus trajes multicolores, custodios y responsables de la seguridad. Para finalizar, el broche de oro, la visita a la capilla Sixtina, la obra culmine del gran artista Miguel Ángel y lugar de deliberación de los cardenales en la elección del Sumo Pontífice.

Por eso acá te recomiendo un thriller de suspenso. Una aventura más para el Profesor Robert Langdon, quién debe lidiar con la guardia suiza, los Illuminati y la amenaza de la “partícula de Dios”. Sin duda, Ángeles y demonios de Dan Brown te dará una perspectiva distinta de tu visita al Vaticano.

Ángeles y demonios de Dan Brown

El Cairo

El Cairo es una ciudad sofocante. Su calor penetrante y seco te envolverá en todo momento, incluso de noche, no hay cómo escapar de él. Sin embargo, no es impedimento para dejarte impresionar por su historia y tradiciones. Sin duda debes visitar el bazar Khan Al-Khalili, el mercado tradicional. Déjate perder por sus callecitas para descubrir sus tiendas que ofrecen preciosa artesanía y exquisitas telas. Haz un alto en alguno de sus puestos para disfrutar un delicioso café y fumar shisha, será una experiencia que no olvidarás.

Visitar la mezquita de alabastro es conectarse con la espiritualidad del Islam y con la historia de la ciudad. Construida hace casi doscientos años en la cima de la ciudadela, es tal vez la más bella mezquita de todo el Cairo y una joya de la arquitectura otomana. Un lugar anecdótico es la torre del reloj, regalo del pueblo francés a cambio del obelisco que se ostenta en la plaza de la Concordia en la capital parisina. Con pesar el pueblo egipcio intercambió uno de los más preciados obeliscos del templo de Karnak por un reloj que nunca llegó a funcionar, porque se descompuso durante el viaje y se luce casi abandonado, alejado del glamour que prometía.

Un poco más lejos se encuentra el emplazamiento de Saqqara, la necrópolis de la ciudad de Menfis. Ahí podrás conocer la pirámide escalonada, una de las más antiguas. Fue diseñada por el sacerdote polímata Imhotep, que además de ser poeta, inventor, medico, astrónomo y matemático, es conocido por ser el primer ingeniero y arquitecto de la historia. Finalmente, no puedes dejar de visitar Giza, con la esfinge y las pirámides de Keops, Kefrén y Micerino. Su sobrecogedora magnificencia no puede sino invitarte a reflexionar acerca de la humanidad y sus capacidades.

Por todo esto El Cairo es el punto de partida de una aventura que promete atraparte. Embárcate en un crucero por el Nilo con el afamado detective belga Hércules Poirot y juntos investigar un supuesto crimen pasional. Las maravillas de Egipto hacen de marco perfecto para una novela policíaca fascinante, Muerte en el Nilo de Agatha Christie.

Muerte en el Nilo de Agatha Christie

Paris

La Ciudad de la Luz es mi destino favorito del mundo mundial. Llamada así en honor a los Parisii, un pueblo galo que vivió a orillas del Sena en la época romana, Paris es una ciudad multifacética que exuda bohemia, historia y romanticismo. Imperdible es visitar el distrito de Montmartre y recorrer sus callecitas con los tradicionales cafés y sus sillas orientadas a la calle como para sentarse a ver pasar la vida. Puedes subir la colina para expiar tus pecados en la basílica del Sacré Cour y aprovechar de disfrutar una vista privilegiada de la ciudad, o bajar la colina hasta el boulevard Clichy y visitar el Moulin Rouge, el cabaré de revistas más famoso del mundo y recuperar todo lo perdido.

Si lo tuyo es empaparte del ambiente y de la vida misma de la ciudad, debes recorrerla a pie. Pasear por el Jardin de Tuileries y cruzar Champ Elysee hasta el Arco del Triunfo te mostrará las diferentes caras de Paris, recorrer la rivera del Sena y disfrutar una cerveza en algún de sus locales te acercará a la vida del parisino común, o si prefieres puedes caminar por Champ de Mars hasta la Escuela Militar y por un costado visitar la imponente Tumba de Napoleón.

Acá te recomiendo tomarte un día completo para llegar a los pies de la Torre Eiffel, montarte en el tren y viajar hasta Versalles. En quince minutos te encontrarás frente a uno de los palacios más fabulosos del mundo. Conocer sus jardines y caminar por sus habitaciones te transportara a la época del “rey Sol” y las famosas fiestas reales que se realizaban en el salón de los Espejos. Pero también te acercará a la intriga y entretelones de la monarquía francesa y todo lo que los rodeaba.

Por eso, mi recomendación es Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas. Acompaña al joven D´Artagnan y los mosqueteros, Athos, Porthos y Aramis, en sus aventuras como protectores del reino.

Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas

Praga

La capital de la Republica Checa es una ciudad tan bella como antigua. La Ciudad Vieja concentra el asentamiento original de Praga y posee lugares que debes visitar. Uno de ellos y tal vez el más popular es el reloj astronómico del Ayuntamiento. El reloj data del siglo XV y cada hora pone en funcionamiento sus mecanismos para ver en marcha el baile de los apóstoles, acompañados de las figuras de la avaricia, la lujuria y la vanidad que son vigiladas por la muerte que oficia de campanillero como una manera de recordarnos que tarde o temprano todos tendremos el mismo destino.

El puente de Carlos conecta con el barrio de Malá Strana, la Ciudad Pequeña, donde se presume está la calle más angosta del mundo, un estrecho pasaje por el que solo pasa una persona delgada. Se puede arrendar un tour llamado “Praga Iluminada” que te guia por los lugares más hermosos a medida que cae la noche. Visitarás una cervecería dirigida por monjes testarudos que volvieron después de cada guerra para seguir con la tradición y recorrerás la calle Nerudova en honor del novelista checo Jan Neruda, en quien se dice que se inspiró Neftalí Reyes para tomar su seudónimo, Pablo Neruda.

Puedes visitar el teatro de Praga, lugar donde Mozart estrenó Don Giovani en 1787, o el café Louvre frecuentado por Franz Kafka y Albert Einstein, en fin, tienes muchos lugares llenos de anécdotas e historias en la bellísima Praga. Si después de tanto caminar buscas donde descansar, te recomiendo sentarte en la plaza Wenceslao a degustar un delicioso Trdelnik, un rollo de canela relleno de helado que de seguro te va a encantar.

La recomendación es de un nacido en la ciudad. En los tiempos de la intolerancia, La Metamorfosis de Franz Kafka viene a romper paradigmas para quienes son o se sienten diferentes.

La Metamorfosis de Franz Kafka

¿Que otra ciudad se debe visitar con un buen libro?

1 Comentario

  1. Amparo

    Excelentes títulos!! Todos!!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *